EDIT editor onlineEDIT editor online

¿Bloqueo creativo? ¡Despeja tu mente!

¿Bloqueo creativo? ¡Despeja tu mente!
¿Bloqueo creativo? ¡Despeja tu mente!

El punto en el que tu ordenador deja de responder… llevas días sin apagarlo y ha llegado el momento de reiniciar. Ese proceso tan sencillo de apagar, encender y volver a estar como nuevo. A cuántos nos gustaría tener este botón en nosotros mismos…

Pero no te preocupes, no tendremos un botón pero existen muchísimas alternativas que nos pueden ayudar a vencer los momentos de bloqueos y encontrar la inspiración, esa que parece que cuanto más buscas mejor se esconde.

Si sigues leyendo este artículo encontrarás una pequeña guía con consejos que pueden ayudarte. No te llevará más de dos minutos leerlo todo y si lo pones en práctica ahorrarás mucho tiempo. Así que respira, relájate y… allá vamos.

Meditación

¿Cuándo fue la última vez que te tomaste un respiro para pensar en… nada? Prácticas como Yoga, meditación o Mindfulness son prácticas muy sencillas que podrán ayudarte mucho. Los tres tipos de ejercicios buscan básicamente darte un tiempo en el que ordenar tus pensamientos y poder desconectar. Conseguir un equilibrio entre cuerpo y alma que te permite tener organizados los pensamientos de forma que no se colapsen y termines en el bucle infinito que te bloquea y no te deja avanzar.

Pasea en la naturaleza

Un paseo sin rumbo fijo, solo por el placer de caminar. No mires el reloj, solo camina y disfruta de todo lo que te rodea. Esto hará que en algún punto consigas desconectar de las preocupaciones y te limites a disfrutar del paisaje. ¡Ah! Y por supuesto deja el móvil en casa o pon el modo avión mientras pases, no queremos distracciones de este tipo.

Lleva siempre contigo una libreta

Nunca sabes cuando puede pasar por tu cabeza una fugaz idea, por eso es mejor tener a mano papel y boli y anotarlo todo. Al final del día te darás cuenta que entre tanto borratajo sacas algo de luz. Lo que hoy nos parece una mala idea puede que mañana se convierta en algo excelente si lo vemos desde otro punto de vista.

Lee, lee mucho

Puedes hacer 2 tipos de lectura. Leer por diversión, sumérgete en uno de esos libros que te hacen olvidarlo todo y no deseas que se acabe nunca. Lee para inspirarte, empápate sobre aquello que se te presenta como un problema, consulta blogs, lee noticias acerca del tema…

Habla a todos acerca de la idea que se te ha atravesado

Quizá estás tan obsesionado en los fallos que presenta tu idea que no eres capaz de ver los puntos positivos y que podrías perfeccionar de la misma. Decir tus problemas en alto puede ayudarte a darte cuenta exactamente de eso, cúal es el problema y cuál es la solución. En cualquier caso, el punto de vista de la persona que se lo comentemos siempre aportará un aire fresco y puede ayudarte a salir del pozo en el que te encuentras atrapado.

Ten siempre a mano tu cámara de fotos

Empieza a hacer fotos a los rincones en los que nunca antes te habías detenido a mirar. Al revisar estas fotos seguro que te das cuenta de las pequeñas cosas que pasan desapercibidas a nuestro alrededor y el potencial que llegan a tener. Quizá en alguna de ellas encuentres la ansiada inspiración que buscas.

Busca la inspiración en proyectos similares

Navega por Internet y busca la inspiración en cosas similares. A veces cuando estamos bloqueados lo único que necesitamos es un poco de guía para saber por dónde seguir. No tengas miedo por tomar ideas de otros proyectos, no estás copiando nada.

Simplifica tu lista de tareas

Debes priorizar las tareas. Seguro que no todas tienen la misma importancia y puede que algunas de menor importancia estén ocupando gran parte de tu tiempo y de tus pensamientos demasiado. No te comas la cabeza por las cosas que no tienen importancia, hay cosas que tienen mayor prioridad.

Pon en práctica la regla del 20 por ciento

Quizá nunca hayas oído hablar de ella pero realmente es una práctica muy extendida entre los trabajadores de grandes empresas como Google. Consiste en emplear un 20% de tu tiempo a cosas que realmente te gustan. De forma que cuando no puedas más, deja todo lo que estés haciendo y vete a hacer aquello que te apasiona, pintar con acuarelas, un maratón de tu serie favorita… No importa es tiempo solo para ti. Al día siguiente, retomarás tu proyecto con otros ojos.

Descansa

Hay días en los que piensas que hubiese sido mejor no levantarse. Estos días, lo único que quieres es acostarte y despertarte a la mañana siguiente. ¡Eso es justo lo que tienes que hacer! Duerme, descansa. Muchas veces perdemos más tiempo intentando hacer algo cuando estamos bloqueados que el tiempo que tardamos en hacerlo al día siguiente en un momento.

Ya ves, lo peor que puedes hacer cuando estás bloqueado es pensar que lo estás, así nunca dejarás de estarlo. La inspiración puede aparecer de repente pero también puedes salir a buscarla. Echa un vistazo en nuestro editor, donde encontrarás una sección con imágenes y montones de plantillas que te ayudarán a romper con los bloqueos.

Además te invitamos a que edites tus propias fotos a través de las herramientas de edición de imagen con las que cuenta el programa. Seguro que terminarás creando obras de arte de las cosas más cotidianas.

Edita este diseño
¿Preparado para impactar? usa EDIT gratis! Diseña ahora